Ritual Para Congelar a Una Persona Que Molesta

¿Alguien está chismeando acerca de ti y quiere arruinar tu vida? ¿Estás siendo perseguido por un ex despechado que no deja de acosarte? ¿Está siendo demandado o llevado a juicio injustamente? A veces, es necesario congelar a alguien cuando te está atacando, y nada funciona mejor que un Ritual Para Congelar a Una Persona. Estos hechizos se han practicado durante siglos y todavía son ampliamente utilizados en la actualidad por una simple razón: funcionan.

Este ritual funciona para congelar el habla o acciones que se están llevando a cabo en tu contra. Por lo que los chismes pueden ser silenciados, o una persona molesta se puede quedar en el camino. Un Ritual Para Congelar a Una Persona se utiliza para silenciar a alguien o una situación y así sacarlo fuera de tu vida.

Usar este ritual sólo contra las personas que te están dañando por lo que van a ser congelados fuera de tu mundo para bien. Este hechizo es un poco de magia defensiva y como la mayoría de los hechizos no debe tomarse a la ligera.

 

Materiales:

1 vela negra

Incienso de salvia o ruda

1 concha pequeña (opcional)

1 pedazo de papel marrón

Bolígrafo

1 bolsa de plástico con auto cierre

Agua purificada

Sal marina

 

Proceso Del Ritual Para Congelar a Una Persona

 Enciende el incienso, y la vela. Pasa la concha a través del humo del incienso tres veces para cargarlo y limpiarlo.

Escribe en el papel, tu petición al Universo para “congelar” las vibraciones negativas procedentes de la persona o situación. Un ejemplo podría ser:

Yo pido que el Espíritu de congelación bloquee toda la energía negativa, y el enojo que viene de ____. Protégeme de cualquier intento maléfico y emociones que esta situación está creando, y así pueda seguir pensando y actuando libremente.

Termina tu escrito con “Y voy a hacer mi parte.” (Tu parte podría ser, por ejemplo, no llamar a esa persona.) En la parte inferior, firma y pon la fecha.

ritual para congelar a una persona que molesta

 

Dobla el papel por la mitad y luego nuevamente a la mitad. Colocar dentro de la bolsa de plástico. Se espolvorea con una pizca de sal marina, y luego llénalo con suficiente agua purificada hasta cubrir el papel.

La bolsa puede expandirse a medida que se congela, así que deja espacio en la parte superior. Sella la bolsa y ponla en el congelador, donde no se derrame ni nadie la toque.

Después de 12 – 24 horas, verifica la bolsa para asegurarte de que está congelada. Ten en cuenta si el agua es clara, esta agrietada o de una manera deformada, ya que estos signos son evidencia de que el ritual está trabajando para “congelar” la energía.

Después de la congelación inicial espera dos días y si las cosas no han mejorado, repite el ritual de nuevo, dejando ambas bolsas en el congelador. Esto se puede hacer hasta tres veces.

No retires la bolsa del congelador hasta que pase por lo menos 3 meses, después de que las cosas se hayan resuelto.

Ya puedes poner en practica este Ritual Para Congelar a Una Persona, si te ha gustado lo puedes compartir con tus amigos en las redes sociales. ES GRATIS!

Ritual Para Congelar a Una Persona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *